fbpx  

Blog

Fisioterapia infantil - TOP aul@ Salud

¿Qué beneficios tiene la Fisioterapia infantil?

¿Sabes que existe una rama específica de la fisioterapia dedicada a los niños? Es la fisioterapia pediátrica y es muy utilizada en algunos problemas de desarrollo y/o movimiento, tanto en bebés-niños como en adolescentes, ¿que beneficios puede aportar?

La fisioterapia como profesión sanitaria se encarga de la prevención, tratamiento y cuidado de algunas alteraciones congénitas o adquiridas en la infancia y ya hace unas décadas que se ha empezado a trabajar en ámbitos escolares e incluso en los propios hogares para ayudar en la mejora del desarrollo y la independencia en aquellos niños que presentan alguna disfunción motora.

¿En qué casos se puede utilizar la fisioterapia pediátrica? A continuación te explicamos unos cuantos ejemplos:

  1. En niños con “Parálisis Cerebral” que tienen afectada la movilidad, el equilibrio y el control de su postura.
  2. En casos de “Espina Bífida” ya que presentan un defecto de nacimiento (congénito) en la formación del tubo neural de la columna que comporta diferentes grados de dificultad en la movilidad de las extremidades inferiores.
  3. También en aquellas alteraciones musculares y óseas como tortícolis congénita o luxaciones de cadera presentes ya en el momento del nacimiento, así como las desviaciones de columna (escoliosis) o las actitudes viciosas en esta (cifosis).
  4. En afecciones pulmonares en casos de neumonías y bronquiolitis que afectan a la función respiratoria de los niños y la evacuación de las secreciones bronquiales.

La fisioterapia pediátrica aporta muchos beneficios a la hora de prevenir, mejorar o curar algunos problemas típicos de la infancia o patologías congénitas, a modo de resumen rápido te los detallamos a continuación:

  1. Mejora en la psicomotricidad para el buen desarrollo del movimiento corporal en relación con el entorno, sus emociones y el conocimiento interno que se adquiere en dicha interacción.
  2. Fortalecimiento músculo esquelético que beneficia la corrección o mejora de las desviaciones de columna y las actitudes viciosas posturales típicas de la infancia.
  3. Aumento del tono muscular, movilidad y equilibrio en los casos de parálisis y espina bífida para una mejora de la capacidad de caminar o mantenerse erguidos aumentando la independencia de estos niños a la hora de realizar sus actividades de la vida diaria.
  4. Incremento de la capacidad ventilatoria pulmonar y aumento de la movilidad de las secreciones bronquiales que permiten que las vías aéreas estén libres y permeables para la entrada y salida de aire.

Como puedes ver estos son unos cuantos ejemplos de aplicación de la fisioterapia pediátrica, no obstante, esta debe ser aplicada siempre por profesionales cualificados y colegiados que dominen esta especialidad.

Por:
Iolanda Muñoz
Docente Rama Sanitaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *