fbpx
 

Blog

¿El podenco un perro de compañía? - TOP aul@ Salud

¿El podenco un perro de compañía?

Esta raza se engloba dentro del grupo de perros primitivos o de tipo Spitz. Se cree que son perros antiguos que provienen de la zona de Egipto y que fueron modificándose hasta lo que son hoy como razas autóctonas, puede que de ahí tenga un parecido a una “esfinge”.

Existen varias razas autóctonas de podenco en España, entre ellas diferenciamos el podenco Ibicenco (Ca Eivissenc), el Canario y el Valenciano. El podenco Andaluz y el Maneto son razas que aún no están aceptadas por la FCI (Federación Cinológica Internacional) ni en la Real Sociedad Canina Española. Estos perros con características morfológicas diferentes sí tienen algo en común y es que son animales que se han destinado a la caza menor y son muy buenos rastreadores.

ADAPTACIÓN DE LA RAZA

Actualmente son una de las razas más utilizadas para la caza menor, pero también se han convertido en animales de compañía en casas con jardín y pisos en grandes ciudades. Estos animales, al igual que la mayoría, necesitan una buena cantidad de ejercicio físico y son muy inteligentes. Aunque hay individuos seleccionados para la caza, no todos sirven para cazar, pero sí es cierto que como se han criado por generaciones para este trabajo, son perros que, aunque vivan en un piso, en el campo pueden ir a intentar coger un conejo u otro animal salvaje influidos por su gran olfato.

CURIOSIDAD DE LA RAZA

Los podencos tienen una característica muy curiosa y es que son una raza mucho más inmune que el resto frente a la enfermedad de la Leishmaniosis. Esto no quiere decir que no puedan contraer la enfermedad, ya que sí existen podencos enfermos, pero tiene un sistema inmunológico que continúa en estudio para determinar qué los hace más inmunes que los demás a esta enfermedad, que también puede afectar a los humanos (zoonosis) pero en menor medida (la leishmaniosis cutánea en humanos es la más frecuente y rara vez es una enfermedad mortal). Igualmente, aunque sean perros más resistentes a desarrollar la enfermedad, debemos utilizar repelentes y vacunas para evitar que la padezcan al igual que otros perros, porque no es que sean inmunes a ella.

CUIDADOS DE LA RAZA

Las razas de pelo corto necesitan como todas las razas con este tipo de pelo, un cepillado diario, normalmente con manoplas o peines de caucho o plástico que ayudan a retirar el pelo muerto y dar brillo al pelo nuevo y fortalecerlo. Las de pelo más duro (semilargo) necesitan un cepillado más exhaustivo con un cepillo de cerdas, porque los de caucho no llegan a la raíz del pelo.

La frecuencia del baño dependerá de si vive en un jardín, en un piso o si duerme con los propietarios en la misma cama. Con un champú de uso frecuente, si se baña más de una vez al mes, o con champús de pelo corto o duro siempre que los bañemos, debería ser suficiente para mantener al animal limpio siempre y cuando se realice un buen cepillado. Un cepillado diario puede eliminar mucha suciedad en animales de pelo corto, por lo que el baño no debe ser demasiado frecuente.

 

USAR SU NARIZ

Como todos los perros necesitan una alimentación equilibrada y el agua debe estar a libre disposición en todo momento. Como son grandes rastreadores, podemos jugar con ellos escondiendo la comida para que la encuentren, de forma que simulamos la caza. De esta forma tenemos un ejercicio físico y mental agradable y adaptado a este tipo de razas, para aquellos perros que conviven en ciudades o que no se utilizan para la caza.

Son perros que suelen estar en manadas con muchos individuos de su tipo, por lo que les gusta más si además de los humanos conviven con uno o más perros de su misma raza. Y como a cualquier perro de caza, les encanta ir a “oler” el campo.

Cristina Ortega
Docente Veterinaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *