Blog

Termoterapia - TOP aul@ Salud

Termoterapia 1 ¿El calor que más alivia?

El Empleo de calor como agente terapéutico en la fase subaguda y crónica ya está altamente contrastado y utilizado desde hace varios siglos. Según su profundidad de acción, podemos distinguir: Termoterapia superficial y Termoterapia profunda.

  1. Termoterapia superficial (< 1 cm)
  • Calor “seco” (lámpara de infrarrojos)
  • Calor “húmedo” (Compresas húmedas calientes y parafina)
  1. Termoterapia profunda (aproximadamente 3-5 cm de profundidad)
  • Diatermia de onda corta, microondas y

Los Efectos fisiológicos sobre el cuerpo son:

  • Alivio del dolor (analgesia)
  • Incremento del flujo sanguíneo.
  • Aumento del metabolismo celular
  • Incremento de la extensibilidad del colágeno.
  • Alivio del espasmo
  • Disminución del tono
  • Disminución de la rigidez

Compresas húmedo-calientes (CHC o Hot-packs)

Este sistema de aplicación está constituido por unas almohadillas forradas de lona que contienen en su interior un material refractario especial (bentonita, gel de silicato u otra sustancia hidrófila) capaz de absorber y producir intercambio termal con la superficie en la que se aplica.

  • Tanque de acero inoxidable (hydrocollator o compresero) controlado el calor por termostato.
  • Compresas: diversos tamaños (pequeñas-estándar-grandes) y formas que se adaptan perfectamente a la anatomía a tratar (columna cervical, lumbar, hombros, )
  • Se debe cubrir con toallas para evitar el contacto directo con la piel (evitar enfriamiento y riesgo de quemaduras).
  • Tiempo de aplicación: entre 10 a 20

Entre las indicaciones más frecuentes está:

  • Analgesia y relajación muscular (mialgias, espasmos musculares – tortícolis y lumbago, espasticidad)
  • Medida previa para facilitar el ejercicio, masajes, estiramientos y
  • Rigidez articular.

Contraindicaciones:

  • Dermatitis
  • Heridas
  • Procesos infecciosos locales
  • Insuficiencia vascular periférica (IVP) arterial o venosa (várices)
  • Zonas de hipoestesia o anestesia (diabéticos, lesiones medulares, )

Parafina

Es una mezcla de alcanos (hidrocarburos), blanca, inodora, insípida y sólida (comercialmente se dispone en placas o escamas). Su punto de fusión medio es de 54.5° C. Para su preparación se utilizan tanques especiales de acero inoxidable (tanques de parafina o parafinero) que tienen un dispositivo para el control de la temperatura (termostato).

Entre los métodos de aplicación encontramos; Inmersión, introducción de la mano en el tanque unas 8-10 veces hasta formar un “guante” de parafina sólida. Cubrir con plástico y toallas unos 15-20 minutos. Embrocación, aplicación mediante una brocha en forma de pinceladas sobre la zona a tratar y luego cubrirla convenientemente.

Indicaciones:

  • Contracturas y rigideces articulares localizadas en manos y pies (artritis, artrosis, tendinitis, sinovitis, etc).
  • Facilitar la movilización y estiramientos de la zona sobre las que se

Contraindicaciones:

  • Intolerancia al
  • Enfermedades dermatológicas y
  • Presencia de zonas cicatriciales en fase de curación.
  • Infecciones locales (celulitis)
  • Trastornos circulatorios periféricos.
  • Zonas de déficit sensitivo (riesgo de quemaduras)

Por:
Iolanda Muñoz
Docente Rama Sanitaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *