Blog

Prácticas Auxiliar Técnico Veterinario

En el curso de Auxiliar Técnico Veterinario ¿Son necesarias las prácticas?

La respuesta a  la pregunta es SI. Evidentemente lo primero que hay que hacer en este y otros cursos es adquirir unos conocimientos específicos sobre los diferentes temas mediante las clases teóricas para poder desarrollar unas buenas prácticas.

El alumno debería realizar las prácticas  en un centro veterinario pasando por todos los departamentos para poder ver y  aprender las diferentes tareas con las que se va a encontrar en un futuro en este puesto de trabajo:

La zona de Recepción  es la primera zona que vemos cuando entramos tanto en una clínica como en un hospital veterinario. En esta zona el ATV es el responsable de atender  al cliente tanto presencial como telefónicamente y es la persona que hace las distintas gestiones administrativas (rellenar formularios, envío de muestras, realización de pedidos). En este puesto se necesita dominar el programa informático que usa el centro  para poder  llevar la  agenda y un buen control del stock. Hay que conocer los productos que el centro vende, tanto de tienda como de prescripción veterinaria para poder asesorar si hace falta al cliente.

De la zona de la Consulta  veterinaria muchas veces se prosigue a  la sala de radiografías o de ecografías donde seguimos necesitando la ayuda del ATV para la manipulación de esa mascota

En la zona de Quirófano el ATV es el encargado de preparar todo el material y de ayudar a realizar esa cirugía y también ayuda  al veterinario con el control anestésico del animal durante la operación. Una vez acabada la cirugía se encarga de la higiene y desinfección de todo el material.

En la zona de Hospitalización el ATV va a atender a los animales  justo después de una cirugía o aquellos que el veterinario ha determinado su necesidad de permanecer en la clínica debido a su gravedad

En la zona de Laboratorio hay que aprender a usar el microscopio, la centrífuga y el aparato de analítica que es el material básico de la mayoría de centros

Es muy interesante complementar el curso de ATV con el de peluquería canina porque entonces también podrás trabajar en la zona de peluquería, muy común en muchos centros veterinarios

A parte de insistir en la importancia de la formación teórica y práctica para cualquier puesto de trabajo no quería acabar este artículo sin insistir en la no menos importante necesidad de ser respetuoso, ordenado y riguroso, sobre todo cuando distintas personas con distintos horarios comparten un misma zona de trabajo como es el caso de los Hospitales Veterinarios y muchas Clínicas Veterinarias

Tendríamos que pensar cuando acabamos nuestra jornada laboral en dejar nuestro puesto de trabajo tal y como a nosotros nos gustaría encontrarlo por la mañana

Por:
Ferran Solanes
Colaborador Dpto. Veterinaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *