Blog

Lenguaje corporal en gatos - TOP aul@ Salud - Veterinaria

Lenguaje corporal en gatos

Los gatos parecen fríos y distantes pero es porqué simplemente su lenguaje corporal cuesta de humanizar y en consecuencia no nos es tan fácil de entender como el lenguaje corporal de los perros. Usan todos los elementos de su cuerpo para expresarse y dar pequeños matices a sus expresiones, pudiendo mover desde orejas, bigotes, boca y ojos que aún no están muy estudiadas o la cola y la cabeza que nos dedicaremos a explicar a continuación.

El rostro con los ojos abiertos y las orejas en posición normal sería un estado natural. A partir de aquí tenemos algunas variaciones a considerar, si estira la cabeza hacia nosotros nos está mostrando confianza y agradecerá alguna que otra caricia. Si un gato está en medio de un conflicto podremos ver si está confiado (elevación de su cabeza) o es agresivo (bajará la cabeza). Un gato sumiso demostrará su posición agachando la cabeza aunque por miedo y agresividad podría terminar elevándola, es por eso que siempre debemos mirar otros aspectos para determinar su carácter cómo las orejas o los ojos.

Para complementar nuestra valoración del rostro miraremos la parte caudal del gato, concretamente esa sinuosidad llamada cola. La cola del gato es una expresión de cómo se siente, traduciéndose una mayor elevación de la cola en mayor felicidad y cuándo la cola está baja en preocupación o sumisión en la mayoría de los casos; ahora os voy a dejar un pequeño listado de las posturas más frecuentes para poder comprender mejor a nuestra mascota:

  • Cola rígida en vertical:
    • Con la punta hacia un lado: Nos indica curiosidad o interés
    • Con la punta también en vertical: Denota intensa felicidad
    • Con la punta en movimiento: Es un síntoma de leve irritación
  • Cola entera en movimiento
    • Se mueve lentamente: si está sentado tranquilamente mirando a algo expresa concentración
    • Agitada de lado a lado: Aquí no podemos aplicar el sentido de felicidad de los perros, sino que en un gato tiende a indicarnos lo contrario, enojo y molestia.
    • Con mucha suavidad: Indica felicidad y en su mayoría ganes de jugar.
    • Agitada de un lado para otro pero más baja que en el enojo: Informa de un estado de sumisión.
  • Por último, una cola inflada y arqueada indica una posición defensiva, que en caso de miedo puedo obligar al animal a atacar.

Los gatos muestran sus emociones con otros movimientos, como podría ser al frotarse contra nosotros y envolver su cola alrededor de las piernas, si buscáramos una equivalencia al lenguaje humano se entendería como un saludo informal. Aunque, como todas las formas de expresión en gatos, conviene considerar algunos matices; si se frota con su cuerpo o los lados de su cara estará marcando territorio, en cambio sí frota su frente o su nariz está mostrando una señal clara de afecto. Por otro lado, si quieren nuestra atención no tendrán ningún reparo en ponerse bien visibles, ya sea en nuestros apuntes o encima del teclado del ordenador.

Finalizando el articulo cabe mencionar que estos conceptos pueden entenderse así: un gato en postura sumisa o de miedo tenderá a bajar el cuerpo y a tratar de comprimirse, un gato en postura de ataque intentará parecer más grande erizando el vello, poniéndose de puntillas o tirando las orejas para adelante, y un gato en posición de agresividad defensiva nos mostrará la clásica postura de Halloween, exponiendo su lateral, erizando el pelo y enseñando los dientes con las orejas y los bigotes pegados al cuerpo dando a entender a su oponente que es de un tamaño muy superior al suyo y que si sigue atacará.

Por:
Ferran Solanes
Colaborador Dpto. Veterinaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *