Blog

4 consejos para evitar lesiones musculares - TOP aul@ Salud

4 consejos para evitar lesiones musculares

¿Tienes o has tenido una contractura o dolor muscular en alguna parte de tu cuerpo?, los problemas musculares son más frecuentes de lo que nos pensamos y pueden ocurrir a cualquier edad por diferentes motivos. Entre los problemas musculares más frecuentes están: las contracturas y sobrecargas por malas posturas y por el uso continuado de una parte de nuestro cuerpo por ejercicio continuado o por muchas horas de trabajo. Sigue leyendo y podrás conocer que son y cómo prevenirlas.

A continuación, vamos a realizar una breve descripción de cada una de ellas para poder entender mejor la diferencia que existe. ¿a qué llamamos?

  • Contractura, es aquella zona muscular en la que algunas fibras están contraídas de forma constante llegando a provocar un punto muy doloroso a la palpación. Entre las causas más frecuentes encontramos las malas posturas o exceso de uso de la zona, aunque no olvidemos que el estrés y la tensión psicológica pueden también generar este problema.
  • Sobrecarga, cuando en unos músculos determinados se mantiene una actividad en exceso estos llegan a la inflamación y agotamiento, entre sus causas más frecuentes encontramos la actividad deportiva y laboral.
  • Rotura fibrilar, cuando unas cuantas fibras musculares no aguantan la tensión y se rompen produciendo un punto muy doloroso generalmente durante una actividad deportiva o un trabajo muscular intenso.

¿Qué podemos hacer para prevenirlas?

Es muy importante la prevención de estos problemas con la realización de unos sencillos consejos prácticos que pueden reducir o evitar por completo el sufrir cualquiera de estos problemas musculares. A continuación, te proponemos los siguientes:

  1. Realizar ejercicio regularmente, este mantendrá la musculatura con buen tono y potencia, así como otras estructuras óseo-tendinosas. Aprovecha el verano para hacer ejercicio en el agua, pasear con la bicicleta, caminar por la orilla del mar y así, disfrutar a la vez que haces salud en general. También es importante el calentamiento previo y los estiramientos para preparar los músculos y articulaciones antes de la actividad intensa.
  2. Corregir las malas posturas que se adoptan a la hora de estar de pie o sentados, intentando siempre mantener la espalda recta, hombros nivelados y el pecho hacia fuera, manteniendo el abdomen hacia dentro. Esas posturas viciosas mantenidas dentro y fuera del trabajo serán una fuente principal de dolores musculares frecuentes. El uso correcto de nuestro cuerpo a la hora de cargar pesos (mecánica corporal) puede reducir y evitar lesiones musculares y tendinosas, además de reducir el cansancio físico por el ahorro de trabajo muscular efectuado.
  3. Visitar regularmente al profesional de fisioterapia para hacer un buen mantenimiento y liberación de contracturas y sobrecargas.
  4. Llevar una dieta equilibrada y variada que aporte las vitaminas, sales minerales y la proteína necesaria para un músculo sano.

El estrés es una situación muy frecuente en las sociedades modernas como la nuestra que provocan muchas alteraciones en las personas, tanto psíquicas como físicas. Cada uno de nosotros debemos buscar una hora al día para liberarnos de preocupaciones y disfrutar más de las pequeñas cosas de la vida.

Por:
Iolanda Muñoz
Docente Rama Sanitaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *