fbpx  

Blog

¿Sabías que puedes preparar helados caseros para tu mascota? - www.topaulasalud.com

¿Sabías que puedes preparar helados caseros para tu mascota?

Nuestra mascota sufre con el calor y busca refugio a la sombra o en el agua, cuando es posible. ¿Cómo podemos darle un poco de alivio? Sin duda, los helados caseros especiales son una solución irresistible.

Preparar helados caseros para nuestra mascota es algo que podemos hacer de manera sencilla. Además, podemos prepararlos en gran cantidad y así tenerlos siempre a mano para ayudarle a sobrellevar los días más calurosos. ¡Te explicamos cómo!

¿Por qué no debe comer nuestros helados?

A pesar de que nuestra mascota se nos acerque cuando estemos comiendo, debemos saber que la mayoría de nuestros alimentos habituales pueden ser perjudiciales para su salud, en especial, el azúcar o el chocolate.

El azúcar puede causarles daños a largo plazo, como obesidad, diabetes y problemas dentales. En cambio, el chocolate es todavía peor, ya que es tóxico para ellos por su contenido en teobromina y puede llegar a ser letal en grandes cantidades.

Por tanto, la solución consiste en prepararles helados caseros con ingredientes que, además de gustarles y refrescarles, sean nutritivos para ellos.

Helados caseros para tu mascota

Son todo ventajas

¿Por qué debes elaborar estos helados caseros para tu mascota?

  • Son muy fáciles de preparar y puedes hacerlos en gran cantidad.
  • Son económicos.
  • Le ayudará a sobrellevar el calor y a entretenerse durante un buen rato, por ejemplo durante la hora de tu siesta.
  • Si tu mascota no come lo suficiente, es una forma divertida de conseguirlo.
  • Si tu mascota tiene sobrepeso, conseguirás saciarla con más facilidad.

¿Qué necesitamos?

En primer lugar, podemos usar diferentes recipientes:

  • Moldes de plástico o silicona específicos para helados: En este caso, en lugar de usar el palito que viene para sujetarlo, podemos utilizar una tira larga y gruesa de zanahoria cruda o bien una golosina de cuero de vaca.
  • Vasitos de yogur vacíos: Cuando estén ya congelados, podremos romperlos para sacar el helado con facilidad.
  • Pequeñas bolsas finas y alargadas para hacer hielo: Con este sistema conseguiremos helados largos que encantarán a nuestra mascota.

Infografía ¿Sabías que puedes preparar helados caseros para tu mascota? - www.topaulasalud.com

Helado de caldo de pollo

El caldo de pollo es una opción de éxito asegurado con nuestro perro o nuestro gato. Además, es un helado saludable y nutritivo que le encantará y le saciará sin aportarte muchas calorías, siempre y cuando lo hagamos sin grasa.

Recuerda que no debes añadirle sal ni ningún tipo de aditivo. Y, a la hora de rellenar el molde de los helados, puedes incorporar algún pedazo de carne que hará las delicias de tu mascota.

Si le gusta el plátano

Algunas frutas también son una buena opción para nuestro perro, siempre y cuando le gusten y le sienten bien, y en cantidades moderadas. Por ejemplo, el plátano o la manzana (sin las semillas). En cambio, no recomendamos añadirle yogur ni otros lácteos. Con la fruta triturada será suficiente.

¡Con pienso añadido!

¿A tu mascota le cuesta ganar peso? Entonces aprovecha estos helados para añadirle un poco de su pienso dentro del helado. Seguro que así lo comerá con más facilidad. No obstante, dáselo de postre o durante el día, ya que si no podría quitarle el apetito.

Más nutrientes con el helado

¿Tu mascota necesita algunos nutrientes? Tal vez porque haya estado enferma, porque esté en periodo de crecimiento o sea bastante mayor, o en cualquier caso para aportarte una buena dosis de vitaminas y minerales. No dudes en añadirle alguno de estos alimentos a su helado:

  • Espirulina: A la mayoría de mascotas les encanta esta alga con cierto olor a pescado.
  • Aceite de oliva o aceite de coco: Grasas saludables para nuestra mascota.
  • Levadura de cerveza: Excelente suplemento para mejorar su pelaje y repeler a las pulgas.

Cubitos por si tu mascota no bebe

Por último, si a tu mascota le cuesta beber agua puede ser un problema, sobre todo durante el verano. Por ello, además de hacerle helados puedes utilizar también la cubitera. Una vez congelado, solo tienes que ponerle uno o dos cubitos en el agua. ¡Verás como el agua fresca y saborizada le resulta mucho más apetecible!

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *