fbpx  

Blog

¿Qué es el bruxismo y cómo podemos combatirlo? - www.topaulasalud.com

¿Qué es el bruxismo y cómo podemos combatirlo?

¿Sueles apretar los dientes durante el día o te rechinan mientras duermes?

Este problema recibe el nombre de bruxismo, está relacionado con factores muy variados y es importante combatirlo a tiempo para prevenir trastornos más graves.

En este artículo te explicamos qué es exactamente el bruxismo, a qué se debe y cuáles son las posibilidades de tratamiento. Además, algunos remedios naturales y ejercicios pueden ser de gran ayuda. ¡Descúbrelos a continuación!

¿Qué es el bruxismo?

Hablamos de bruxismo cuando apretamos los dientes de manera inconsciente, sin ningún propósito, de manera repetitiva. Los datos demuestran que uno de cada cinco adultos sufre bruxismo durante el día, mientras que uno de cada diez lo padece mientras duerme.

Es importante combatir o reducir el bruxismo para evitar otros problemas a corto y largo plazo. Los más frecuentes son el desgaste de los dientes, el dolor de cabeza y de oído y los trastornos en la articulación temporomandibular, además del insomnio.

¿Cuál es su causa?

En realidad, hay diferentes factores relacionados con la aparición del bruxismo que se están investigando todavía hoy en día. No obstante, los resultados apuntan con bastante seguridad hacia el factor nervioso, sobre todo en el bruxismo diurno, vinculado a estados de estrés y ansiedad. También puede estar relacionado con trastornos neurológicos o con el efecto secundario de algunos fármacos.

Infografía ¿Qué es el bruxismo y cómo podemos combatirlo? - www.topaulasalud.com

¿Tengo bruxismo?

Quizás ahora mismo te estés preguntando si tienes bruxismo porque te han oído rechinar los dientes durante la noche. O tal vez tú ya sepas que sueles apretar demasiado la mandíbula casi sin darte cuenta.

Entonces, es posible que ya sufras algunas molestias al despertarte o después de momentos de tensión. Por ejemplo, dolor en la mandíbula, los dientes o la zona del oído y las sienes. ¿Es tu caso?

¿Cómo podemos combatirlo?

Una de las opciones que podemos encontrar para combatir el desgaste dental que causa el bruxismo son unas férulas de descarga que nos ponemos durante la noche. No obstante, este tipo de protectores no van a evitar la tensión que hagamos, por lo cual podríamos seguir sufriendo dolores y molestias.

También hay algunos fármacos, pero estos se destinan solo a casos más graves de bruxismo, ya que pueden tener efectos secundarios importantes. La última opción, por tanto, son las opciones naturales para relajar nuestro sistema nervioso y la musculatura facial en particular.

Plantas medicinales calmantes

Las plantas medicinales con propiedades calmantes pueden ayudarnos a combatir las tensiones del día a día que promueven el bruxismo. Las podemos tomar en infusión o en forma de suplemento.

  • Pasiflora: Tiene efectos ansiolíticos y ayuda a relajar los músculos y reducir los espasmos.
  • Valeariana: Esta planta es tranquilizante y también actúa como espasmolítica y relajante muscular.

Siempre se recomienda tomar estos remedios bajo supervisión médica, sobre todo si tomamos medicación. No se recomiendan a mujeres embarazadas o durante la lactancia ni tampoco a niños menores de 3 años.

Ejercicios de relajación facial

Por último, podemos practicar a diario algunos sencillos ejercicios para relajar la musculatura facial. A continuación te proponemos algunos:

  • Hacer todo tipo de muecas, moviendo en gran medida la boca, la mandíbula y la lengua.
  • Automasajearnos haciendo pequeños círculos con los dedos la línea horizontal que va por debajo del hueso del pómulo hasta la oreja.
  • Realizar todos los movimientos posibles con la mandíbula: adelante-atrás, de lado a lado, abrir y cerrar, círculos en ambas direcciones.
  • Abrir la boca con lentitud, dejarla abierta y colocar un dedo entre los dientes. Hacer 4 respiraciones y descansar. Repetir con dos dedos en vertical y, si no nos duele, llegar hasta cuatro dedos.

Ahora ya conocemos un poco más acerca del bruxismo y algunos remedios para reducir la tensión que acumulamos en la mandíbula. Hazlos a diario durante algunos minutos y sentirás como se relaja de manera progresiva.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *