fbpx  

Blog

¿Me llevo a mi mascota de vacaciones? - www.topaulasalud.com

¿Me llevo a mi mascota de vacaciones?

Llega el verano y se nos presenta la duda de si nos llevamos o no a nuestra mascota de vacaciones. Es uno más de la familia y querríamos disfrutar todos juntos, pero también sabemos cómo nos condiciona el viaje y la gran cantidad de restricciones que existen en muchos lugares.

En este artículo compartimos todo lo que debes saber para decidir si te llevas a tu mascota de vacaciones. Hagas lo que hagas, evita imprevistos y elige lo mejor para todos.

La felicidad de nuestra mascota es contagiosa

En primer lugar, nuestra mascota es uno más de la familia y siempre vive con curiosidad y entusiasmo cualquier propuesta lúdica. Salir de excursión, conocer lugares nuevos, correr en plena naturaleza y jugar al aire libre siempre va a ser mucho más divertido para ella. Además, su felicidad es contagiosa para todos.

Por otro lado, tener que dejarla mientras nos vamos de vacaciones siempre nos crea incertidumbre, porque sentimos que nadie la cuida y la quiere como nosotros. Aunque haga travesuras, tenerla cerca nos permite disfrutar con tranquilidad y sin preocupaciones.

Valorando las desventajas e inconvenientes

No obstante, para tomar la decisión de llevarnos a nuestra mascota con nosotros debemos valorar si el lugar va a ser adecuado para ella, y hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Va a sufrir durante el viaje?
  • ¿Va a poder acompañarnos donde vayamos?
  • ¿Va a tener espacios para jugar?
  • ¿Puede correr algún riesgo?
  • ¿Va a estar a salvo de las altas temperaturas?

Estas preguntas van a ayudarnos a tomar la decisión correcta, ya que no es lo mismo ir a un apartamento en la playa que ir de acampada al bosque. También dependerá mucho de cuántas personas se harán responsables de la mascota durante las vacaciones y de los esfuerzos que estemos dispuestos a hacer.

Si decides no llevarla

Un familiar o amigo de confianza

Si crees que la mejor opción es no llevarla contigo, te recomendamos que primero busques si algún familiar o persona de mucha confianza puede hacerse cargo de ella. Lo ideal sería alguien a quien ya conociera y con quien se sintiera a gusto para así evitarle el estrés de un cambio demasiado brusco.

Además, deberás facilitarle lo máximo posible toda la información necesaria:

  • Comida: Cantidad y horarios, premios, etc.
  • Agua: Fundamental que no le falte en ningún momento, sobre todo en verano.
  • Dinámica de comportamiento, paseos y juegos.
  • Posibles situaciones de riesgo que ya conozcas y que debas advertirle. Por ejemplo, no dejar el balcón abierto, la temperatura ideal, relación con otros animales, etc.

Un hotel para mascotas

Si no dispones de una persona con quien dejarla, deberás buscar un hotel para mascotas. En este caso, también te recomendamos que busques la opinión de amigos y conocidos o que te guíes por las críticas de otras personas publicadas en internet.

También es importante hacer la reserva con tiempo y visitar el lugar con nuestra mascota para observar sus reacciones y relación con otros animalitos. Un precio orientativo puede ser de 10 euros por día.

Infografía ¿Me llevo a mi mascota de vacaciones? - www.topaulasalud.com

Lo que debes saber si vas a viajar con tu mascota

Si ya has decidido que vas a viajar con tu mascota, organízate para evitar preocupaciones y riesgos innecesarios con los siguientes consejos:

  • Lleva a tu mascota al veterinario para una revisión y para asegurarte de que tiene las vacunas al día. Aprovecha para conseguir el pienso, los premios, los juguetes, las pipetas, las correas y todos los accesorios que vayas a necesitar. Además, el veterinario también te podrá orientar sobre los requisitos y obligaciones para viajar en cada tipo de transporte.
  • Confirma por escrito que no hay problema en llevar a tu mascota al alojamiento que hayas elegido. Informa con antelación y asegúrate de que no hay un coste extra.
  • Si tienes espacio, llévale su cama y algún juguete para que se sienta como en casa.
  • Ayúdale a evitar el estrés del viaje con un buen paseo antes, música relajada y algo para jugar o morder durante el trayecto. Y, si es muy nerviosa, con algún suplemento natural específico.

¿Ya lo tienes todo listo? No te olvides de tomar buenas fotografías porque tu mascota seguro que os sorprenderá con las anécdotas más divertidas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *