fbpx
 

Blog

¿Cómo hacerme un acuario? - TOP aul@ Salud

¿Cómo hacerme un acuario?

Crear un acuario es crear un pequeño ecosistema imitando la naturaleza donde vamos a meter algunos peces. Aunque pueda parecer sencillo, los acuarios son complicados de crear y mantener, y se necesita una importante inversión económica si queremos crear un hogar adecuado para nuestros peces.

Lo primero que debemos decidir es si queremos un acuario de agua dulce o salada. Los de agua dulce son los más sencillos y económicos de crear, y dentro de estos, los de agua fría o caliente. Los acuarios de agua caliente necesitan mantener una temperatura adecuada durante todo el año, y para ello se debe usar calentadores y termómetros para controlar la temperatura del agua de nuestro acuario.

Para comenzar con un acuario lo más recomendado son los de agua fría, ya que son los más sencillos y económicos.

ACUARIOS DE AGUA DULCE FRIA

El tamaño del acuario va a depender, sobre todo, del espacio que tengamos para colocarlo y también de nuestro presupuesto. Debemos tener en cuenta:

ILUMINACIÓN DE UN ACUARIO

Todos los acuarios deben colocarse lejos del sol directo, porque tienden a crecer algas que empañan el acuario y no nos deja ver y disfrutar de nuestros peces.

La mayoría de los acuarios ya vienen con luz que sirve para resaltar los colores de los peces y diferenciar el día de la noche. Se debe recordar cambiar los tubos fluorescentes o bombillas cada 6-8 meses porque, aunque sigan funcionando, pierden la capacidad de emitir la radiación UV necesaria para un buen estado de nuestro acuario. El tipo de iluminación dependerá de si tenemos plantas o no, ya que las plantas necesitan una iluminación más específica que los peces.

PLANTAS PARA MI ACUARIO

El interior del acuario debe tener un sustrato para las plantas, que suele ser similar al lodo o el barro y por encima podemos colocar arena o piedrecitas que ayudan a sujetar las plantas y evitar que los peces levanten el lodo y enturbien el agua.

Podemos usar plantas reales o de plástico. Las reales podemos disfrutar verlas crecer, pero tienen más cuidados y se deben elegir las que no sean comidas por nuestros peces, estas plantas siempre serán más vistosas y un mejor ecosistema que las de plástico.

FILTRO PARA MI ACUARIO

Un buen filtro es fundamental para cualquier acuario, sirven para limpiar las impurezas del agua y mantener nuestro acuario limpio y sano. Las especies de agua fría suelen ensuciar más el agua, ya que remueven los fondos y enturbian el agua, además son fundamentales para mantener el agua limpia y sana para nuestros peces.

Los filtros pueden ser interiores o exteriores. Los filtros interiores suelen ser menos potentes que los exteriores, aunque más económicos, mientras que los exteriores son más caros, pero suelen hacer un mejor trabajo con la limpieza del agua y además podemos usar los que tiene cascadas, que hace más espectacular nuestro acuario.

EL AGUA DE MI ACUARIO

Para una buena calidad del agua debemos tener en cuenta: el pH, la dureza, la acidez y nitritos de la misma. No debemos usar agua directa del grifo (contiene cloro tóxico para los peces), además el agua debe estabilizarse antes de introducir los animales para evitar problemas a nuestros peces. Analizar y mantener el agua ideal para nuestros peces es importante para su salud.

PECES PARA MI ACUARIO

Las especies que se pueden encontrar en comercios de acuariofilia y que podemos criar en nuestro acuario de agua fría son fundamentalmente los Carassius o Goldfish. Son peces que crecen mucho con el tiempo, por lo que el número de peces no debe ser excesivo para el tamaño del tanque y que tengan aun espacio para cuando crezcan.

Los peces deben introducirse cuando el ecosistema del acuario esté estabilizado, no se deben comprar los peces el mismo día que el acuario, es necesario unos días para equilibrar el agua y el ecosistema para los nuevos peces.

Los acuarios de agua fría son los más fáciles y económicos para iniciarnos en el mundo de la acuariofilia, más adelante comentaremos otros acuarios que podemos crear: de agua dulce caliente y los de agua salada.

Cristina Ortega
Docente Veterinaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *