fbpx  

Blog

5 consejos para fortalecer los músculos - TOP aul@ Salud

¿Alimentos para fortalecer los músculos?

¿Sufres alguna atrofia muscular por desuso, inmovilización o falta de ejercicio? saber cómo fortalecer éstos con el consumo de ciertos alimentos y la ayuda del ejercicio físico son indicaciones que te explicamos a continuación, sigue leyendo.     

El músculo es un tipo de tejido conjuntivo que se encarga del movimiento del cuerpo y está presente en otras estructuras y órganos como por ejemplo el corazón y los vasos sanguíneos. El músculo lo forman fibras y miofibrillas protéicas de actina y miosina que se entrecruzan en cada contracción provocando el movimiento de una parte de nuestro organismo.

Existen tres tipos de músculo: estriado y de contracción voluntaria que lo encontramos unidos a los husos de nuestro esqueleto, liso y de contracción involuntaria presente en órganos, cavidades y estructuras como los vasos sanguíneos y la vejiga urinaria y, el último tipo, el cardiaco que es estriado, pero de contracción involuntaria se encarga de contraer el corazón en cada latido para que la sangre sea expulsada por las arterias hacia todo el cuerpo.

Hay situaciones como es el caso de inmovilizaciones por lesiones, patologías o falta de movilidad y/o ejercicio de algunos de los músculos estriados asociados al esqueleto que conllevan a una disminución de su tamaño (atrofia) y por lo tanto de la potencia y funcionalidad. Sea cual sea el problema, si no es ninguna patología de pronostico irreversible podemos favorecer el crecimiento de la masa muscular con la ayuda de la alimentación adecuada y ejercicio físico específico.

¿Qué alimentos son los recomendables?

Para incrementar el tejido muscular es fundamental el consumo de proteínas y estas las podemos encontrar tanto de origen animal como vegetal, por ejemplo:

  1. En cualquier carne blanca o roja como pollo, ternera, conejo, etcétera, pero hemos de tener en cuenta que esta sea lo más magra posible (libre de grasa) para no perjudicar nuestros niveles de grasa en sangre.
  2. Los huevos y los lácteos si se pueden consumir suponen una fuente importante de proteínas (albúmina).
  3. Pescados blancos o azules (estos últimos se aconseja el consumo moderado por su alto contenido graso) suponen también una fuente de proteínas y sales minerales importantes para el músculo y nuestro organismo en general.
  4. Cualquier tipo de legumbre (garbanzos, lentejas, habichuelas, soja, etcétera) son de alto contenido proteico y muy saludables.
  5. Otros alimentos como los frutos secos, el amaranto, la espirulina o la chía son también una fuente importante de proteínas saludables.

Pero no olvides que, aparte de consumir proteínas con tu dieta diaria, es muy importante el ejercicio físico para incrementar la masa muscular, y mejor si este ejercicio es controlado y regulado por un profesional.

Por:
Iolanda Muñoz
Docente Rama Sanitaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *