¿Sufres con frecuencia dolor de espalda? | TOP aul@ Salud
 

Blog

¿Sufres dolor de espalda? - TOP aul@ Salud

¿Sufres con frecuencia dolor de espalda?

¿Tienes o has tenido alguna vez dolor de espalda?, las algias (dolores) de espalda son problemas que suceden con frecuencia en la población en general a diferentes edades. ¿Sabes por qué ocurre y qué debes hacer? Patologías de la columna vertebral (cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, ciatalgia, hernias discales, etc.) Cuales son las más frecuentes

La columna está formada por un conjunto de vértebras divididas en segmentos: las siete primeras se conocen como cervicales, las doce dorsales, cinco lumbares, cinco sacras y por último, tres o cuatro coccígeas. Junto con la musculatura, se encargan de mantener erguida la posición de nuestro tronco y colaboran en la locomoción del cuerpo.

Con las malas posturas, la sobrecarga de la musculatura, sobre todo, cervical y lumbar con el trabajo y el día a día, llevan a esta a inflamarse y/o contracturarse, comprimir raíces nerviosas produciendo dolor, hormigueo y otras molestias que pueden comportar momentos de incapacidad funcional, e incluso, afectar la integridad de los discos intervertebrales causando protusiones o hernias que agravan más la situación.

A continuación, te damos una serie de consejos para prevenir y mantener tu espalda libre de dolores:

  1. Corregir la posición de tu espalda para evitar desequilibrios musculares típicos en las posturas viciadas. Delante de un espejo de cuerpo entero, nivela tus hombros, saca pecho y mete hacia dentro tu barriga.
  2. Utiliza las reglas básicas de la mecánica corporal y ergonomía en el trabajo para cargar peso y así, reducir trabajo muscular innecesario y lesiones musculo-tendinosas (pies separados, espalda recta y rodillas flexionadas).
  3. En los trabajos que requieren muchas horas de pie o sentados, es conveniente cambiar de posición y realizar ejercicios de estiramientos básicos de tronco y extremidades.
  4. Hacer ejercicio de forma regular como, por ejemplo, caminar, nadar, yoga, aquagym, etcétera, para mantener un buen tono muscular de todo el cuerpo.
  5. Trabajar el “CORE”, es decir, trabajar los músculos del núcleo central del tronco para fortalecer la faja natural (abdominales y lumbares).
  6. Reducir el estrés o intentar buscar la forma de liberar preocupaciones en nuestro día a día, con ejercicios de relajación y actividades lúdicas en función de los gustos de cada uno.
  7. Una correcta nutrición, equilibrada y variada en alimentos y rica en frutas y verduras que aporten vitaminas y minerales necesarios para el mantenimiento de músculos, huesos y otros elementos de sostén del cuerpo.

Con estos fáciles consejos podrás mantener una buena salud de tu columna y evitar o reducir los problemas que puedan surgir en el transcurso de tu vida. Si las molestias persisten, es aconsejable la valoración por un médico especialista en Traumatología y Ortopedia, así como, la visita periódica al fisioterapeuta.

Por:
Iolanda Muñoz
Docente Rama Sanitaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *