Blog

Razas gigantes, Gran Danes - TOP aul@ Salud

¿Qué sabes del Dogo alemán?

El Dogo alemán o gran Danés es un perro majestuoso y elegante que hoy en día lo encontramos en familias con hogares mínimamente espaciosos aunque se adapta fácilmente a espacios interiores y que buscan un perro vigilante y un poco dominante.

Su inicio y su florecimiento se desarrolló en Alemania y se hizo más famoso cuando el príncipe Otto von Bismarck empezó a tener varios de ellos como mascotas. En la actualidad continúan siendo muy buenos campeones los dogos de línea alemana

La primera exposición canina de la raza se remonta a 1863 y a finales del siglo XIX llegó la raza a otros países. En 1880 se establece el primer estándar para el dogo alemán. Fue sobre todo durante la Segunda Guerra Mundial cuando la raza sufrió un descenso considerable pero gracias a algunos criadores de renombre la raza pudo remontar hasta alcanzar hacia 1950 un fuerte auge y su primera victoria de belleza en una Exposición canina. En la actualidad los alemanes continúan orgullosos la cría de esta raza.

Durante la etapa de crecimiento de esta raza hay que ser muy estricto en darle una buena alimentación para que su estructura ósea sea la correcta; no hay que olvidar que es un animal que puede doblar su peso en sus primeros meses de vida y que va a crecer hasta pesar incluso en el caso de los machos los 80 Kg. Para ello, la mejor opción es darle un pienso especial para cachorros de razas gigantes desde muy pequeño y cambiarlo al de adulto cuando ha acabado su etapa de crecimiento que será hacia los 18 meses.

Es de estructura fuerte y robusta. Su altura hasta la cruz oscila entre 70 a 90 cm. Su esperanza de vida oscila los 10 años.

Cuando el animal ya es adulto no necesita demasiados cuidados. Su pelaje corto sólo necesita ser cepillado sobretodo en la época de muda.

Se encuentran en diferentes colores:

  • Leonado, normalmente con máscara negra en la cara.
  • Atigrado, con rayas negras regulares y paralelas a las costillas.
  • Arlequín, que es blanco con manchas negras bien distribuidas.
  • Negro, permitiendo manchas blancas en pecho y pies.
  • Blanco, con placas grandes color negro.
  • Azul, permitiendo marcas blancas en el pecho y los pies
  • Merlé, manchas negras sobre fondo gris

Hay que saber que al ser una raza gigante son propensos a padecer torsión de estómago, que es una situación peligrosa hasta el punto de peligrar la vida del perro. Para ello un buen truco es dividir su ración de comida en varias tomas y evitar el ejercicio justo después de comer. Y un último aviso: hay que ser muy consciente que el presupuesto económico para pienso y medicaciones evidentemente es mucho más alto que en el caso de un perro más pequeño.

Por:
Ferran Solanes
Colaborador Dpto. Veterinaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *