Blog

Que hacer en caso de heridas leves - TOP aul@ Salud

¿Qué hacer en caso de heridas leves?

¿Has sufrido una herida? ¿No sabes qué hacer? Las heridas son situaciones accidentales muy frecuentes producidas por algún objeto o superficie que entra en contacto con nuestra piel de forma fortuita y que en muchos casos no requieren de asistencia médica, curando por sí solas. Sigue leyendo para saber más y qué hacer en caso de herida.

Una herida es la pérdida de continuidad de la piel (pérdida de substancia) como consecuencia de un corte, un golpe brusco o el roce con alguna superficie como el suelo, pared o asfalto. Existen diferentes clasificaciones de heridas, pero a modo resumido te exponemos las más frecuentes:

  1. Incisas producidas por objetos de borde afilada como las que se producen con el uso de los cuchillos.
  2. Contusas producidas por objetos romos (sin punta) como las producidas por el golpe contra mesas u objetos.
  3. Dermoabrasiones generadas por el roce/fricción contra las superficies, comparables a quemaduras.
  4. Penetrantes/punzantes son aquellas que se producen cuando un objeto penetra (se clava) en los tejidos.

Entre los síntomas más frecuentes aparte de la separación de los tejidos es:

  1. Hemorragia (sangrado) más o menos intensa en función de la gravedad y vasos sanguíneos lesionados.
  2. Dolor en la zona por la propia lesión que se produce en los tejidos.

¿Qué podemos hacer en caso de herida?

En las heridas es muy importante lavar bien la zona con agua y jabón para retirar restos de suciedad y microorganismos presentes y, así evitar la contaminación de la misma. Una vez limpia la herida procederemos a su desinfección con un antiséptico con yodo o en su defecto con clorhexidina (Betadine o Curased).

Sí es una herida muy leve y en una zona poco molesta, la podemos dejar al aire libre, de lo contrario la taparemos con un apósito o gasa para evitar la contaminación o el roce doloroso de la zona.

Si la herida es un poco más grande, quizás sea conveniente la visita a un centro sanitario donde el personal médico decidirá si es necesario suturarla (coser la herida), limpiar los tejidos muertos o cualquier otra actuación necesaria como administrar cobertura antibiótica o antitetánica para prevenir posibles infecciones y/o el tétanos (infección por bacteria clostridium).

Las heridas producidas por objetos clavados, si estos son pequeños se podrán retirar y favorecer el sangrado para que arrastre microorganismos que hayan podido penetrar, si el objeto es grande o está profundo, es aconsejable acudir a urgencia para que hagan una extracción segura y los cuidados que sean necesarios.

Lo más importante en las heridas leves habituales es el lavado de las mismas y, en muchos casos es el único cuidado que debemos aplicar.

Por:
Iolanda Muñoz
Docente Rama Sanitaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *