Blog

Nuevas mascotas: El agaporni - TOP aul Salud Veterinaria

Nuevas mascotas: El agaporni

Los agapornis, también llamados pájaros del amor, se han vuelto muy populares entre las aves como animal de compañía, y en sí mismo es un animal que necesita estar acompañado; como su nombre indica no les gusta la soledad y siempre haremos más feliz a nuestra mascota si vive con una pareja de su misma especie, cabe recordar que nunca debemos poner un espejo en la jaula para no confundir al animal y evitar que se frustre al intentar relacionarse con su reflejo.

Si acogemos a nuestro animal desde polluelo, a los 20 días de romper el cascarón, debemos tener un periodo de 40 días disponible para dedicarle toda nuestra atención al recién llegado. Si lo has comprado a un criador debería entregártelo adaptado a comer de jeringa ya que aparte de calor necesitarán que les des de comer 5 veces al día una cantidad que deje al animal con el buche lleno. Al principio quizás tenga miedo pero en un día o dos, el polluelo aprende que la jeringa es algo bueno y nos pierde el miedo por completo, sustituyéndolo por sus ansias de comida la cual siempre deberá estar a la temperatura correcta (templada) pero sin llegar a quemar. Conforme vayan creciendo espaciaremos las comidas e iremos introduciendo la comida de adultos.

Espacio

Los agapornis son aves muy movidas y que disfrutan de los cortos vuelos en su jaula, aunque las perchas de ejercicio o juegos para pájaros les estimularán su desarrollo. Preferiblemente usaremos voladeras con una altura y ancho mínimo de 60 cm, aunque cuanto más grande mejor será para el animal, siempre se recomienda usar voladeras metálicas por su facilidad de limpieza ya que es, junto con la comida, uno de los puntos más importantes a la hora de prevenir enfermedades. A ser posible siempre mantendremos la temperatura alrededor de los 20 grados, y les reconfortará recibir unas horas de sol al día sin llegar a temperaturas extremas. Durante la noche deberemos tener cuidado con las corrientes de aire, que pueden ser fácilmente solucionadas cubriendo la jaula con una tela o manto.

Comida

Deberemos aportarles una gran variedad de semillas (mijo, alpiste, maíz, pipas,…) que puede ser de forma individual y realizando nosotros las mezclas o comprando un pienso especial para agapornis que ya llevan las semillas incorporadas con una gran importancia en su equilibrio nutricional. Como complemento o premio a alguna acción de nuestra mascota se les puede dar fruta fresca o verduras.

También será de vital importancia colocar en la jaula un hueso de molusco, normalmente de jibia, que les proporcionará el calcio necesario para su crecimiento y les favorecerá un correcto desarrollo del pico y uñas.

El agua también es un factor muy importante debido a su origen tropical, los agapornis necesitarán mantener el plumaje húmedo con frecuencia así que se recomienda rociar una o dos veces al día la jaula con un pulverizador o también podemos ponerles un recipiente con agua para que jueguen un rato por la mañana, opción mucho más agradecida por los agapornis y su deseo de sumergirse en el agua. Finalmente les dejaremos siempre un bebedero a su disposición.

Si te decides por los agapornis podrás escoger entre una gran variedad de colores.

Por:
Ferran Solanes
Colaborador Dpto. Veterinaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *