Blog

La piel que más cobija ¿cómo es? - TOP aul@ Salud

La piel que más cobija ¿cómo es?

La primera capa, la epidermis, es más gruesa en determinadas áreas como en la palma de las manos y plantas de los pies. Las células se renuevan constantemente entre 12 y 14 días. Capa delgada compuesta por:

  1. Capa basal o germinativa:

Una hilera de células que desarrollan una gran actividad y que constantemente regeneran la epidermis. En esta capa se encuentran los melanocitos, células de forma estrellada cuyos brazos o prolongaciones se denominan dendritas, y que son las células responsables de la fabricación de la melanina (pigmento fotoprotector) que es transferida a los queratinocitos. También se encuentran unas células del sistema inmunológico (células de Langerhans) encargadas de iniciar una respuesta inmune de defensa.

  1. Capa espinosa:

Encima de la capa basal constituida por varias hileras de células que representan otro estadio de evolución de las células basales. Las células de la capa espinosa se unen entre sí y con las de la capa basal constituyendo un sólido “armazón”.

  1. Capa granulosa:

Está formada por elementos celulares aplanados que contienen gránulos de queratohialina, sustancia córnea característica de esta capa. Están dedicadas exclusivamente a la síntesis o formación de queratina.

  1. Capa córnea:

Está constituida por capas de células muertas denominadas corneocitos que constituyen el último paso en la evolución de los queratinocitos desde su origen en la capa basal. Se encuentra en constante descamación.

La dermis es el tejido de sostén de la piel, formada principalmente por fibroblastos que se encargan de producir las fibras de colágeno que dan firmeza y resistencia a los tejidos. Las fibras de elastina, que son más finas, le dan a la piel su elasticidad y tersura. Progresivamente se vuelven rígidas y desaparecen aproximadamente después de los 45 años. Estas fibras se encuentran en un gel rico en ácido hialurónico. Este ácido interviene en la hidratación de la piel al fijar las moléculas de agua. La dermis contiene igualmente numerosos vasos sanguíneos que le dan su color característico a la piel y que nutren la epidermis profunda y participan de la regulación térmica y en la absorción de tóxicos por exposición cutánea. La dermis es rica en terminaciones nerviosas específicas, sensibles al tacto, al dolor y a la temperatura, por lo tanto, la piel es un órgano sensitivo. Las uñas, el cabello y las glándulas, son modificaciones de células epidérmicas dentro de la dermis que colaboran con las funciones de la piel.

La hipodermis es la capa adiposa (grasa) del organismo. Representa la reserva energética más importante del organismo, sus células grasas, los adipocitos, son células voluminosas que se distribuyen de manera distinta en la mujer y en el hombre.

En las mujeres, los adipocitos predominan en la zona de los glúteos y de los muslos, en los hombres, se encuentran más bien en la zona abdominal.

Por:
Iolanda Muñoz
Docente Rama Sanitaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *