Blog

El registro de las constantes vitales - TOP aul@ Salud

El registro de las constantes vitales, una competencia básica del auxiliar

Dentro de las competencias básicas del técnico auxiliar de cuidados de enfermería está la toma y anotación de las constantes vitales de todos los pacientes de la unidad de hospitalización a la que pertenece. Por norma general, la toma de constantes se realiza en cada turno de trabajo, es decir, al paciente como mínimo se le tomarán tres veces al día las constantes.

En el ámbito hospitalario tanto las constantes vitales como otros parámetros antropométricos y de balance hídrico, se registran en la hoja conocida como gráfica.

La parte de la gráfica destinada a la anotación de las constantes se localiza en la parte central, donde encontramos las escalas milimétricas de la temperatura, pulso, respiración y tensión arterial. A cada constante se le asigna un color como norma estándar, siendo el rojo para la temperatura, el azul para el pulso, el verde para la tensión arterial y el negro para la respiración.

En algunos centros sanitarios hay pequeñas diferencias en la hoja, como por ejemplo la anotación de la tensión y respiración que se realiza de forma numérica y no gráfica.

Existen dos tipos de hojas gráficas, las ordinarias o diarias de las unidades de hospitalización,  y las especiales u horarias utilizadas en las unidades de cuidados intensivos.

Otro apartado importante también de la hoja gráfica es el registro de las entradas y salidas de líquidos, muy importante para llevar el control hídrico del paciente. En la hoja gráfica este apartado lo encontramos en la parte inferior, dividido en ingresos (entradas de líquido) y egresos (salidas de líquido).

El balance correcto es el equilibrio entre entradas y salidas, hablamos de balance  positivo, cuando entra más que sale (edema) y negativo (deshidratación), cuando sale más que entra. Los iones o electrolitos (sales con carga) son necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro medio interno (intra y extracelular), una pérdida importante (por diarrea o vómitos), puede comprometer el funcionamiento de órganos vitales como el corazón o el cerebro.

Para la medición del ingreso de líquidos, Se contabiliza la cantidad de líquido bebido, comida, metabolismo celular (estándar),  sueroterapia y otras perfusiones del paciente en 24 horas, sí las hay. En cuanto a la medición de las pérdidas de líquidos, Se contabiliza la diuresis, heces, respiración, sudor y otras situaciones menos frecuentes (diarrea, vómitos, etc) en 24 horas.

En el apartado de registros varios  encontramos el tipo de dieta, si el paciente tiene pauta de oxigenoterapia, probabilidad de aparición de úlceras por presión, etc.

El registro es competencia del auxiliar que es la persona encargada de la toma y, como ya hemos dicho con anterioridad, se realiza siguiendo el estándar de color y forma. Supone por lo tanto, una visualización rápida del estado general del paciente.

Por:
Iolanda Muñoz
Docente Rama Sanitaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *