Blog

El paciente quirúrgico TOP aul@ Salud

El paciente quirúrgico, ¿qué debe saber el auxiliar?

La Revolución Industrial fue el período histórico que marcó un antes y un después en la cirugía consiguiendo vencer los tres principales obstáculos con los que se encontró esta especialidad médica: el control de la hemorragia, el dolor y la infección. Estos avances han propiciado una gran transformación hasta el punto de ser un «arte» arriesgado cuya disciplina científica es capaz de los más asombrosos resultados. La cirugía es un tipo de acto médico cuyos objetivos principales pueden ser curativos, estéticos, reparadores y/o paliativos.

El preoperatorio se inicia con el estudio y preparación del paciente para la intervención quirúrgica, este consta de la entrevista inicial con el cirujano, de unas pruebas preoperatorias tales como la radiografía de tórax, el análisis de sangre y orina completos, electrocardiograma y, termina al administrar la anestesia en la sala de operaciones por parte del médico especialista en anestesia y reanimación.

También es necesario una fase previa de preparación del paciente en la que se incluye: preparación psicológica por parte del médico cirujano como responsable implicado en procurar disminuir el temor y la ansiedad, así como las dudas que se puedan generar en los pacientes. De las ventajas y riesgos que pueden ocurrir en dichas intervenciones quirúrgicas (consentimiento informado).

En planta los cuidados y pautas previas van en función del tipo de intervención, pero en general sirva de ejemplo, el ayuno mínimo de 6 a 8 horas en cirugía programada y en caso de urgencia y si es necesario por tipo de cirugía se le instala una sonda nasogástrica para vaciar el contenido del estómago. La higiene y aseo general será con productos antisépticos que reducirán la flora de contaminación de la piel, rasurado de la zona como máximo 1 a 2 horas antes de la intervención. También por parte de enfermería se coloca una vía periférica (venoclisis con catéter) que facilitará la administración de medicación y sueros. El auxiliar realizará el Control de signos vitales como la temperatura, pulso, frecuencia respiratoria y tensión arterial que se anotarán en la correspondiente hoja gráfica, verificará que el paciente no lleve prótesis dentaria, lentes de contacto o postizos, en caso de una mujer que no tenga uñas pintadas, joyas, maquillaje, etc.

El postoperatorio inmediato es la fase posterior a la cirugía y momento en el que el paciente debe iniciar la eliminación de la anestesia y el despertar, aunque también tiene el propósito de complementar las necesidades psicológicas y físicas que puedan surgir después de finalizar la intervención.

Una vez superado favorablemente el postoperatorio inmediato, el paciente es trasladado de nuevo a su habitación para continuar con los cuidados o a su domicilio con las pertinentes indicaciones, en función de si es una cirugía con ingreso o ambulatoria.

Por:
Iolanda Muñoz
Docente Rama Sanitaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *