Blog

Displasia de codos y de cadera - TOP aul@ Salud

Displasia de codos y de cadera

La displasia es un problema que afecta a unas articulaciones en concreto de nuestra mascota y que limitan su movilidad por culpa del dolor que les genera. En nuestra mascota aparece, sobre todo en perros en dos zonas de las extremidades, en el codo en las extremidades anteriores y en la cadera.

La palabra displasia proviene del griego y significa: ¨dys¨ dificultad y ¨plasis¨ formación; se produce una malformación en las células en su maduración dándoles un aspecto anormal.

En nuestra mascota aparece, sobre todo en perros y en dos zonas de las extremidades, en el codo en las extremidades anteriores y en la cadera. Se transmite de forma hereditaria pero no congénita, porque no se manifiesta en el nacimiento, normalmente empieza a manifestarse a los 4 o 5 meses y ocurre sobre todo en razas grandes y gigantes.

  • La Displasia de cadera es más frecuente que la displasia en los codos. Es una enfermedad degenerativa que se produce por un mal ajuste de la cabeza del fémur con la cadera. Un rápido crecimiento y una dieta con un alto aporte calórico influyen en el desarrollo de esta alteración.
  • La Displasia de codo es una deformación entre el hueso del cúbito y el húmero que se transmite de forma hereditaria haciendo que no articulen bien los tres huesos de la articulación del codo. Hay distintos tipos según la anomalía de la articulación.

El diagnóstico de estas malformaciones se debe realizar a partir de unos 6 meses de edad ya que los animales nacen con las articulaciones normales y es después cuando se deforman. Normalmente se realiza una visita veterinaria completa donde realizamos distintos ejercicios para saber si el animal muestra dolor a la palpación y hacemos andar al animal para ver cómo se desenvuelve y finalmente se realiza una prueba diagnóstica, bajo sedación o anestesia, como es la radiografía, una artroscopia o un TAC. Con ello sabremos si el animal padece una displasia y cuál es su grado.

Los tratamientos de la displasia pueden ser

  • Conservadores, es decir, con medicaciones a base de condroprotectores, que son unas sustancias de origen natural que ayudan a mejorar el estado de la articulación reparando el cartílago articular, y antiinflamatorios y analgésicos para intentar evitar el dolor en la articulación.
  • Quirúrgicos, en el caso de la Displasia de cadera puede arreglarse con diferentes tipos de cirugía, desde extraer la cabeza del fémur evitando así el roce y el dolor de la articulación, hasta ser necesario poner una prótesis de cadera. En el caso de la Displasia de codo también se realizarán diferentes cirugías en función de qué tipo de anomalía es.

Si ves a tu animal que rehúye el paseo, le cuesta levantarse, tiene dolor cuando le tocas la zona de los codos o de la cadera te aconsejaría que un veterinario le realizara una exploración para determinar si puede padecer displasia.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *