Blog

Diabetes Mellitus - TOP aul@ Salud

La Diabetes Mellitus ¿Somos una Sociedad Dulce?

La diabetes mellitus (dulce) es una enfermedad milenaria ya descrita en la literatura médica antigua conociéndose como la enfermedad de las tres “P”: poliuria (gran cantidad de eliminación de orina), polidipsia (sed constante) y polifagia (hambre a todas horas).

Existen tres tipos de diabetes: la diabetes mellitus insulinodependiente-DMID (tipo I o infantil), la diabetes mellitus no insulinodependiente-DMNID (tipo II) y la diabetes gestacional. Las estadísticas demuestran que en todo el mundo afecta por igual a hombres y mujeres, y en algunos casos durante la gestación. Los antecedentes familiares (herencia diabética), sobre la tipo 2, la obesidad y otros factores como la vida sedentaria, son predisponentes en potencia. La elevación del azúcar (glucosa) en la sangre conocida como hiperglucemia, se presenta el fenómeno metabólico conocido como resistencia a la insulina en los tejidos donde esta hormona actúa, principalmente el hígado, la grasa y los músculos. El páncreas, trabaja  produciendo insulina cuya acción es disminuir la glucosa en la sangre, hasta que pierde la batalla y aparece la diabetes mellitus. Para las personas diabéticas conocer su enfermedad es fundamental para el buen éxito de su tratamiento. La educación sobre el autocuidado para que participe activamente en su curación y tratamiento. Los objetivos son: conocer los síntomas y sus consecuencias, así como, las  complicaciones a largo plazo.

Una de las complicaciones frecuentes es la amputación de alguna extremidad o parte de ella, que en el 85 por ciento de los casos está precedida por una úlcera, representando entre el 40 y el 60 por ciento de las amputaciones no traumáticas a nivel hospitalario. La mortalidad asociada al síndrome del pie diabético es similar a la del cáncer de mama, de próstata o de colon.

La diabetes mellitus tipo 2 en niños y adolescentes se ha convertido en un problema real de salud pública emergente. Enfermedad crónica caracterizada porque el páncreas no produce insulina suficiente o a que el organismo no la puede utilizar eficiente. La digestión obtiene de ciertos alimentos glucosa, esta viaja a través de la sangre para ser utilizada por las células del cuerpo. La insulina producida por el páncreas permite que la glucosa pueda entrar en las células y de esta manera realizar el metabolismo celular para obtener energía que permita realizar sus funciones de supervivencia. Cuando hay mucha glucosa en la sangre (hiperglucemia) el cuerpo trata de deshacerse de ella por medio de la orina (glucosuria).

Los tratamientos actuales para la diabetes mellitus van desde la insulina inyectada vía subcutánea para el tipo I, los antidiabéticos orales (ADO) para el tipo II y gestacional, así como, una dieta equilibrada y ejercicio diario.

Por:
Iolanda Muñoz
Docente Rama Sanitaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *