Blog

¿Cómo ayudan los perros a la sociedad? TOP aul@ Salud

¿Cómo ayudan los perros a la sociedad?

La verdad es que ayudan de muchísimas formas, el caso seguramente más popular es la ayuda inigualable que aporta un perro guía o perro lazarillo a una persona ciega o con déficit visual en su día a día, pero también hay otras formas menos conocidas y no por eso menos importantes.

Hoy en día existe la terapia asistida con animales que da muy buenos resultados. Se utilizan perros e incluso caballos en niños con minusvalías o enfermedades como el autismo dando muy buenos resultados. En adultos se ha comprobado que la terapia con perros mejora la calidad de vida de pacientes con diferentes enfermedades, por ejemplo Alzheimer y en ancianos los perros ayudan a mejorar sus sentidos y a poder compartir juegos y afectividad en aquellos que la han perdido.

Los perros de rescate son esos animales que detectan con su olfato a personas que quedan atrapadas bajo los escombros después de un desastre natural. Son animales capaces de oler en el aire el olor humano. Una vez detectada la presencia humana el animal no se mueve del sitio y avisa normalmente ladrando de su hallazgo.

Hay unidades caninas especiales de perros de rescate en medio acuático cuya habilidad para nadar es especial. Una raza muy buena para este rescate son los Terranova porque son robustos, grandes, tienen doble capa de pelo, bondadosos y poseen unas patas palmeadas que los hacen ser muy buenos nadadores.

En cualquier caso, siempre se necesitará de 1 a 2 años para preparar a un perro para realizar estas tareas. Los primeros meses se entrena la obediencia y cuando se acerca al año se aprende a buscar a las personas. El candidato ideal es un perro joven, sano, con extremidades largas, preferiblemente macho y evidentemente con un olfato exquisito. También deberá ser muy equilibrado. Las razas mejores son el Pastor Alemán, Border Collie, Labrador Retriever y el Pastor Belga Malinois.

Los suizos fueron los primeros en utilizar perros en las avalanchas de nieve

Por:
Ferran Solanes
Colaborador Dpto. Veterinaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *