Blog

¿Cepillar los dientes de mi perro o gato? - TOP aul@ Salud

¿Cepillar los dientes de mi perro o gato?

Cada vez somos más conscientes de la necesidad de una buena higiene bucal de nuestros animales para prevenir ciertos problemas desagradables como la halitosis o ciertas enfermedades de las encías o complicaciones.

Cuando un animal ya tiene su dentadura definitiva, aproximadamente sobre los 5 o 6 meses de edad ya es susceptible a tener problemas dentales, así que la prevención es nuestra mejor arma en este caso.

Pasta dental y cepillo: cepillar los dientes de nuestro compañero es la mejor opción para prevenir ciertos problemas, como la formación de sarro, inflamación de las encías o incluso infecciones.

Lo más fácil es acostumbrarlos desde cachorro a todo el proceso. Hemos de tener en cuenta que la pasta dental ha de ser específica para animales, ya que las nuestras son tóxicas para ellos, al llevar diferentes componentes, como el flúor, que no deberían tragar. En cuanto al cepillo de dientes, los hay que son como unos dedales, que nos dan un buen manejo y son muy útiles, pero también se pueden utilizar cepillos más parecidos a los nuestros. Lo importante es que las cerdas no sean demasiado duras.

Mi mascota ya tiene sarro en los dientes. Si nos hemos dado cuenta del problema demasiado tarde y nuestra mascota ya tiene placa acumulada, que notaremos por halitosis y por dientes que se van poniendo marrones debido al acúmulo de sarro, encías enrojecidas e incluso dolor al comer si ya está muy avanzado, deberemos realizarles una limpieza de boca con ultrasonidos en nuestro veterinario, y una vez solucionado el problema, habrá que empezar una buena higiene bucal para prevenir o retrasar al máximo una nueva acumulación.

No olvidemos que el acúmulo de sarro no es solo un problema estético, si no que es un foco de infección para las encías provocando gingivitis, piorrea, etc e incluso esa infección puede pasar al torrente sanguíneo produciendo consecuencias mucho más graves.

3 formas de limpiarles los dientes. Si nuestra mascota no colabora y no se deja cepillar los dientes, siempre podemos ayudarlo con otras opciones:

  1. “Chuches” específicas para este propósito que también tienen una acción mecánica debido a su forma, y ayuda a arrastrar la placa, u otras en forma de tira con distintos componentes que también ayudan al mismo propósito.
  2. Complementos alimenticios que se le pueden añadir a la comida o al agua y que ayudan a la reducción de la formación de placa.
  3. También existen piensos de diferentes marcas comerciales con una estructura especial que ayudan a la buena salud bucal.

Ahora ya sabemos que el cepillado dental es la mejor opción para mantener una buena salud bucal de nuestra mascota, pero si no conseguimos cepillarle los dientes, tenemos en el mercado muchas opciones para mantener sana su boca y dentadura y proporcionarle así una mejor calidad de vida.

Mª Isabel Fernández
Docente de Veterinaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *