Blog

Alteraciones periodontales y embarazo - TOP aul@ Salud

Alteraciones periodontales y embarazo

Durante el embarazo la salud de las encías se puede ver alterada de forma sistemática, a consecuencia de los cambios  hormonales que suceden durante el mismo.

Como síntomas más significativos, el sangrado y la inflamación están presentes en las áreas interdentales, afectando sobre todo a las papilas con  un ligero dolor y sensación de tener la  boca sucia y con mal aliento.

Hacia el final del tercer trimestre puede aparecer cierta sensación de movilidad dental, ocasionada  por la laxitud del ligamento periodontal,  que es el medio de unión entre el diente y el hueso alveolar. Es beneficioso el uso de hilo dental,  colutorios con antisépticos (sin alcohol) y una limpieza profesional cada 6 meses para el  control de la placa bacteriana.

Si la enfermedad periodontal ya se padece antes del embarazo y esta está  sin diagnosticar con grandes cantidades de sarro, movilidad dental, etc., eso  significa que hay una gran cantidad de bacterias  dentro de la boca, eliminando  sus toxinas al riego sanguíneo. Esta circunstancia, mantenida durante el embarazo,  incrementa el riesgo de parto prematuro, por lo que el mantenimiento del  estado de salud de las encías se hace realmente imprescindible durante la gestación.

Existen otros problemas menos frecuentes, como lesiones abultadas sobre la encía que sangran  profusamente (épulis del embarazo o épulis gravídico), o alteraciones asociadas a otras  patologías que también se agravan (diabetes, enfermedades renales, etc.), la mayoría  desaparecen  a los dos meses del postparto.

En cuanto a las alteraciones dentales, al contrario de lo que se ha creído históricamente, el calcio de los dientes no se utiliza en ningún caso para la formación del esqueleto del  feto. Las caries que aparecen  durante el embarazo son la  progresión durante el mismo de pequeñas caries  existentes no  diagnosticadas  previamente, y que en ausencia de tratamiento, y en presencia de bacterias acaban convirtiéndose en cavidades muy penetrantes y destructivas que pueden indicar la realización de endodoncias o incluso  extracciones previas al parto.

También se producen cambios en la composición de la saliva durante el embarazo y la lactancia, y pueden predisponer a la formación de caries y a  la erosión del esmalte.

Los Tratamientos dentales que se pueden realizar durante el embarazo son:

  • Tartrectomía, profiláctica para la placa bacteriana y el sarro sobre los dientes, y así alisar  las superficies dentales para evitar la adhesión de los productos bacterianos.
  • Si el sarro está presente por debajo de la encía, es aconsejable hacer un curetaje, para restaurar la salud de las encías, como norma general se realizará una hemiarcada de la boca en cada cita, y con anestesia local.
  • Sí es necesario una odontología conservadora: cualquier tratamiento se puede realizar durante el embarazo, ya que se considera que es peor para la madre tanto como para el feto el dejar las cosas que evolucionen, siendo necesario realizar obturaciones, endodoncias, etc.

En cuanto a la medicación que se puede administrar durante el embarazo encontramos: el paracetamol, como analgésico, y la  amoxicilina como antibiótico, siendo los fármacos de elección ante casi cualquier  problema que pueda surgir a nivel bucodental. Otros  productos como los fluoruros y la clorhexidina sirven para la prevención de problemas dentales y gingivales.

Por:
Iolanda Muñoz
Docente Rama Sanitaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *