Blog

Afecciones Respiratorias - TOP aul@ Salud - Centro de Formación Sanitaria

Afecciones Respiratorias

Al empezar el invierno exponemos a nuestras mascotas a diversos peligros que de forma inconsciente pasamos desapercibidas, hoy voy a tratar de hacer hincapié en algunos de ellos para que seamos conscientes de cómo prevenirlos.

En la mayoría de los casos los síntomas corresponderán a alguno de los problemas siguientes:

Afecciones respiratorias

La diferencia entre la calidez del hogar y las bajas temperaturas del exterior puede ocasionar una inflamación de las vías respiratorias en nuestras mascotas, provocando voz seca, secreción nasal o estornudos. Que al sumarse agentes patógenos pueden agravar el problema y originar una infección respiratoria. Durante el invierno las cinco patologías más frecuentes son: faringitis, laringitis, bronquitis y pulmonía; sólo se les dará antibióticos en caso de que sean recetados por un veterinario.

Por otro lado también pueden contraer la tos de las perreras, esta enfermedad vírica es de poca gravedad y para prevenirla debemos llevar la vacunación al día, dado que si se diera sería difícil de curar. Sus síntomas son: vómitos, mucosidad, fiebre y tos, siendo problemática por su alta contagiosidad aérea cuando tose el perro.

Para evitar en gran medida estas patologías debemos mantener el lugar de descanso del perro en un sitio neutro, facilitando el evitar un cambio de temperatura demasiado brusco cuando sale a la calle que provocaría el bloqueo de los sistemas de defensa del perro y abriría paso a los virus.

Plagas por pulgas

Con la llegada del frío creamos un ambiente perfecto para que las larvas de las pulgas se desarrollen, al encender la calefacción y poner la casa a unos 20-25ºC el riesgo de que las pulgas afecten a nuestra mascota es enorme.

No debemos olvidarnos el antiparasitario o esta presencia inesperada de pulgas en nuestros perros puede originar cuadros graves de alergia a su saliva. Entre los síntomas más frecuentes encontramos el prurito intenso y la resequedad de la piel.

Lesiones en zonas nevadas

En caso de llevar tu perro a disfrutar de la nieve deberías hidratar las almohadillas de sus patas, protegerlo de los rayos solares, usar gafas y alguna crema protectora. Para evitar lesiones de piel o laceraciones.

Problemas locomotores

Las personas mayores saben de sobra que cuando cambia el tiempo sus dolores aumentan. Lo mismo ocurre con nuestros perros en especial en perros con artrosis. Con las bajas temperaturas la musculatura se pone más rígida y las articulaciones se mueven con más dificultad que, junto con la falta de movimiento, provoca atrofia muscular.

Para finalizar y después de mencionar algunos de los problemas más frecuentes, me gustaría comentar que el factor genético también es determinante y hay algunas razas que se adaptan sin problema al frío como los perros nórdicos. Pero por otro lado perros como el pincher, el chihuahua o yorkshires por su pequeño tamaño no soportan bien el frío y sería conveniente usar algún tipo de abrigo en ellos. Y razas como el boxer, dobermann o el dálmata que podrían parecer duras a simple vista, tienen muy poco pelaje y por ello también sufren las consecuencias del frío. Así que den comienzo al otoño con toda la información a su alcance y ¡evítense disgustos!

Por:
Ferran Solanes
Colaborador Dto. Veterinaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *