Blog

Insomnio veraniego - TOP aul@ Salud

7 Consejos para evitar el insomnio veraniego

¿Con el calor no descansas por la noche? Te levantas con cansancio y sensación de no haber descansado nada e incluso presentas insomnio veraniego. ¿Sabes cómo combatir estos problemas? A continuación te damos unos sencillos consejos que te pueden ayudar para poder descansar correctamente.

Con el verano llegan las altas temperaturas que caldean los edificios por dentro consiguiendo que estos sean auténticos hornos que impiden el confortable descanso nocturno. El frío y el calor en la cama son sensaciones desagradables que evitan un correcto descanso nocturno. Nuestro cuerpo está programado biológicamente para descansar cuando la luz natural del sol ya no es visible. En esas horas nocturnas nuestro cuerpo aprovecha para hacer trabajos de reparación y mantenimiento fisiológico, sobre todo, el cerebro es el órgano que más actividad de reparación-reorganización presenta.

Si las molestias del calor no te dejan descansar las horas suficientes o tu sueño se ve fraccionado es normal que al día siguiente presentes síntomas tales como:

  1. Cansancio por falta de descanso suficiente que los científicos cifran entre las 7-8 horas mínimas diarias.
  2. Dolor y cansancio muscular por la falta de relajación muscular adecuado durante el descanso.
  3. Humor irascible producido por los dos síntomas anteriores.
  4. Aumento de somnolencia durante el día que puede ser peligroso si ocurre durante la conducción o el manejo de maquinaria peligrosa que requiere los 5 sentidos en alerta.
  5. Angustia, incomodidad y nerviosismo por la sensación de falta de aire o calor excesivo en partes de nuestro cuerpo como pies, piernas y cabeza.

¿Cómo podemos descansar?

Para poder soportar las altas temperaturas nocturnas se pueden llevar a cabo una serie de medidas sencillas pero básicas para mantener un grado mínimo de confort que nos haga descansar de forma adecuada, por ejemplo:

  1. Durante el día es conveniente que en las zonas de la casa donde da el sol permanezca completamente cerradas las persianas para evitar que los rayos calienten los objetos del interior y se produzca el efecto invernadero.
  2. Cuando cae la tarde es conveniente abrir todas las ventanas para ventilar y producir corriente de aire.
  3. Si se dispone de un aparato de aire acondicionado podemos utilizar el modo “DRY” que es un deshumidificador que restará humedad ambiental reduciendo la sensación de bochorno.
  4. Utilizar ropa de cama y pijamas de algodón 100% que absorbe el sudor corporal a la vez que deja transpirar correctamente nuestra piel.
  5. Un baño o ducha de agua tibia justo antes de ir a la cama también produce un efecto refrigerante a la vez que relajante.
  6. Realizar cenas ligeras y con tiempo suficiente para que la digestión se lleve a cabo antes de ir a la cama.
  7. El uso de ventiladores no directos que movilicen las masas de aire dentro de las habitaciones también es un buen método en aquellos días que no corre brisa.

Es importante el descanso nocturno porque de ello depende nuestro bienestar al día siguiente, tanto para afrontar una jornada laboral como para disfrutar de nuestras vacaciones, sigue estos consejos, aunque sencillos son bastante efectivos en las épocas caniculares del verano y, disfruta tanto de la noche como del día.

Por:
Iolanda Muñoz
Docente Rama Sanitaria

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *